MENÚ

La medicalización de los síntomas de los malos tratos puede contribuir a la opacidad de la violencia y a la cronificación del problema Destacado

Valora este artículo
(0 votos)

banner valencia news 1

 

  • El sufrimiento y estrés crónico al que se ven sometidas las víctimas de malos tratos produce malestar biopsicosocial que a veces se diagnostica como trastornos depresivos, ansiosos y somatizaciones.

  • Así se ha advertido durante el XXV Congreso de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia, colectivo que está en la primera línea de atención y, por tanto, ante la posibilidad de detectar comportamientos y actitudes que pueden ser indicios de maltrato.

  • “La implicación activa del médico de familia ante estas situaciones y el uso herramientas para su abordaje, nos permitirá actuar de forma precoz y, sobre todo, prevenir sus graves consecuencias”, según el Dr. Lorenzo Armenteros.

Valencia, 31 de mayo de 2018 – El sufrimiento y estrés crónico al que se ven sometidas las mujeres que son víctimas de malos tratos produce malestar biopsicosocial que a veces se diagnostica como trastornos depresivos, ansiosos y somatizaciones. “Si medicalizamos los síntomas, sin haber detectado la presencia de malos tratos, contribuimos a la opacidad de la violencia y a la cronificación del problema”.

dr.armenterosAsí lo ha advertido hoy la doctora Marina Tourné, médico de Familia y subdirectora de Continuidad Asistencial en el Servicio Murciano de Salud, durante el XXV Congreso Nacional de Medicina General y de Familia, el evento anual más importante de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) que ha comenzado hoy en el Palacio de Congresos de Valencia.

Los profesionales sanitarios tienen la responsabilidad de intervenir ya que pueden “ser las únicas personas a las que la mujer pida ayuda”, señala la Dra. Tourné, especialmente los que trabajan en Atención Primaria, cuyas consultas pueden ser un lugar idóneo para que la víctima sea escuchada y protegida, ya que ofrece intimidad, confidencialidad y apoyo.

Los médicos de familia están en la primera línea de atención y, por tanto, ante la posibilidad de detectar comportamientos y actitudes que pueden ser indicios de maltrato. Por ello, el objetivo de la mesa celebrada en el congreso – en la que también ha participado el Dr. Lorenzo Armenteros, responsable del Salud de la Mujer de la SEMG- era establecer una metodología y adquirir habilidades que permitan afrontar estas situaciones tan complejas desde la práctica clínica.

Signos de alarma en Atención Primaria
El Dr. Armenteros ha querido incidir en el hecho de que, el médico de familia, desde su posición relevante en los servicios sanitarios, “puede y debe desempeñar un papel fundamental para la detección y para el apoyo a las mujeres que sufren violencia de género”. “Nuestra accesibilidad y la confianza son dos elementos clave en la detección de determinadas actitudes, comportamientos y estados patológicos que pueden ser signos de alarma ante un caso de violencia machista”.

Los protocolos de detección y diagnóstico precoz permiten a los profesionales del primer nivel reconocer los indicadores de sospecha, su identificación y valoración. Entre ellos, el Dr. Lorenzo Armenteros ha citado como más importantes el sufrir o presenciar malos tratos en la infancia; lesiones físicas frecuentes; el abuso de alcohol, drogas o psicofármacos; embarazos no deseados y/o abortos repetidos; trastornos sexuales e infecciones ginecológicas habituales.

En lo que respecta a los síntomas psicológicos, se encontrarían el insomnio, depresión, ansiedad, baja autoestima, agotamiento psíquico, irritabilidad, labilidad emocional, intentos de suicidios, etc. “La implicación activa del médico de familia ante estas situaciones y el uso herramientas para su abordaje, nos permitirá actuar de forma precoz y, sobre todo, y quizás más importante, prevenir sus graves consecuencias”, según el responsable de Salud de la Mujer de la SEMG.

Proceso de salida largo y completo
“Comprender el proceso de salida de los malos tratos puede permitir personalizar y mejorar nuestra intervención”, en referencia al personal sanitario, y más teniendo en cuenta que “el proceso de salida de la mujer de una vivencia de maltrato es un recorrido largo y complejo, que exige cambios profundos en su vida”. Por ello las mujeres “necesitan tiempo para tomar conciencia de su situación, para tomar decisiones y para ponerlas en práctica”, según Marina Tourné.

pdfNota de prensa - 20180531-2 

Visto 797 veces Modificado por última vez en Viernes, 01 Junio 2018 08:31
ORTIZ SANCHEZ FRANCISCO

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat.

Sitio Web: ithemeslab.com